reducir-el-estres

Reducir el estrés con buenos hábitos

Como ya todos sabemos, el estrés es un enemigo que puede causar grandes problemas en tu salud si se lo permites. Por eso en este post verás por qué se produce, sus consecuencias y algunos ejercicios y consejos simples que puedes seguir para reducir el estrés.

¿Qué es el estrés?

El estrés es una respuesta automática a una presión o una amenaza. Cuando estás bajo estrés es muy probable que te sientas tenso, muy nervioso o al borde de un ataque nervioso.

Para contrarrestar y defenderse, el cuerpo responde mediante la segregación de una hormona llamada adrenalina que afecta a tu sistema nervioso temporalmente. Es por eso que cuando estas nervioso o estresado, tal vez sientas que aumenta tu ritmo cardíaco y tu respiración se acelera, te sudan las manos o te tiemblan las piernas.

El cuerpo responde de esta manera para enfrentar un peligro, pero no es necesario que una situación sea físicamente riesgosa para activar esta respuesta del estrés. Las presiones que afrontas todos los días también la pueden activar, y es aquí donde me quiero centrar.

Esta respuesta al estrés sirve por ejemplo cuando vas a rendir un examen, enfrentarte a algún adversario o salir a hablar en público, ya que te preparará y te mantendrá alerta para lograr un mejor rendimiento.

Cuando el desafío desaparece, la respuesta del estrés disminuye. El problema se presenta cuando te enfrentas a situaciones duraderas que hacen que mantengas un estrés de bajo nivel pero prolongado en el tiempo. Esto genera que te sientas abrumado, cansado y tu cuerpo comience a manifestar dicha incomodidad a través de dolores e incluso enfermedades.

reducir-el-estrés

Según el sitio oficial de Sanitas, existen diferentes tipos de estrés:

  • Estrés normal: son reacciones fisiológicas que se producen en nuestro organismo ante determinadas situaciones y que se definen como estrés pero en realidad son normales. Como dije antes, un poco de ansiedad y estrés que nos puede ayudar a afrontar determinadas situaciones.
  • Estrés patológico: esto ocurre cuando el estrés se presenta de manera intensa y por periodos prolongados de tiempo. Es muy probable que provoque problemas físicos y psicológicos. Se transforma en un estrés crónico que puede generar crisis de llanto, depresión y diversos problemas físicos.
  • Estrés post-traumático: es aquel que se da luego de que una persona ha vivido algún evento aterrador como un accidente o una muerte. Los niños son particularmente propensos a sufrirlo.
  • Estrés laboral: son las reacciones nocivas, emocionales y físicas que se producen cuando las exigencias que recibe el trabajador superan sus recursos, capacidades o necesidades.

Como habrás notado, el estrés se presenta constantemente en tu vida y seguramente mucho más de lo que debería. Tal vez sin darte cuenta y pensando que era una situación normal, has pasado por alguna situación como nerviosismo o enfermedades que fueron causadas por un exceso de estrés.

Problemas relacionados con el estrés

Siguiendo con lo mencionado previamente, cuando sufres estrés crónico tu cuerpo se mantiene alerta incluso cuando no hay peligro ni razones para hacerlo. Con el tiempo, esto genera problemas de salud que pueden incluir:

  • Diabetes
  • Obesidad
  • Depresión
  • Ansiedad
  • Insuficiencia cardíaca
  • Presión arterial alta
  • Problemas menstruales
  • Problemas de la piel (acné, por ejemplo)

Ahora puede que te preguntes cómo detectar si estoy sufriendo dicho estrés crónico. Algunas veces es posible que no te des cuenta de que algunos síntomas son ocasionados por el estrés. Aquí verás algunos signos de que el estrés puede estar afectándote:

  • Mala memoria
  • Dolores frecuentes
  • Dolores de cabeza
  • Diarrea o estreñimiento
  • Problemas sexuales
  • Falta de concentración
  • Falta de energía
  • Músculos tensos
  • Cansancio prolongado
  • Problemas de sueño
  • Dormir demasiado
  • Dolores estomacales
  • Uso de alcohol u otras sustancias para relajarte
  • Pérdida o aumento de peso

Reducir el estrés puede ser posible

Por último, a continuación encontrarás recomendaciones y algunos ejercicios que puedes seguir para reducir el estrés y mantenerlo bajo control.

  • No te sobrecargues de actividades: si sientes que estás estas esforzándote demasiado, intenta quitar o reducir el número de actividades y elegir las más importantes.
  • Sé realista: no quieras ser perfecto. No te presiones para lograr todo a la perfección, si necesitas ayuda con algún trabajo o situación pide ayuda.
  • Descansa lo necesario: es muy importante que duermas lo suficiente para mantener el cuerpo y la mente en forma. Esto ayudará a que estés preparado para enfrentar situaciones de estrés durante el día.
  • Aprende a relajarte: el enemigo natural del estrés es la relajación. La sensación de calma y bienestar te ayudarán a reducir el estrés increíblemente.
reducir-el-estrés
  • Diviértete y ríe: tómate un tiempo al día para hablar con tus amigos o familiares, leer un libro o jugar con tus mascotas.
  • Conserva tu cuerpo: hacer ejercicios y mantener una alimentación saludable es muy importante a la hora de reducir y mantener bajo control el estrés.
  • Mantente positivo: la manera en que afrontas la vida y los problemas es clave a la hora de evitar el estrés. La mentalidad positiva o “mindset” que promuevo en mi blog te ayudará a salir siempre adelante.
  • Resuelve problemas pequeños: intenta resolver pequeños problemas uno a la vez, si debes dividirlos para afrontarlos mejor hazlo.
  • Relacione positivas: relaciónate con gente que crea en ti y en la que puedas confiar. Muchas veces necesitarás pedir ayuda y tener a alguien de confianza hará todo más fácil.

Me gustaría agregar algo a los ítems anteriores, actualmente vivimos en un mundo hiperconectado y abrumado por la tecnología. Te propongo que te desconectes de tus dispositivos electrónicos unos minutos al día para poder conectarte contigo mismo y conocerte mejor. Saber qué cosas te gustan, cuáles te hacen bien y cuáles no tanto. Reducir el estrés y lograr una vida saludable depende de ti.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *